Enfermedad

Enfermedad clínica

La salmonelosis porcina es una enfermedad general que requiere pruebas adicionales para esclarecerse.

Salmonella puede causar una enfermedad que cursa con signos clínicos y convertirse en un problema que ponga incluso en peligro la supervivencia de la granja. Cuanto mayor sea la adaptación de la serovariedad a la especie porcina, más graves son los síntomas. En la forma septicémica de la enfermedad, las bacterias penetran en el torrente sanguíneo de los animales infectados. Al principio, los signos clínicos son similares a los de la enfermedad de los edemas en los lechones, pero van acompañados de fiebre. Esta forma afecta sobre todo a los lechones destetados, pero también a los cerdos de cebo y a las reproductoras. Si la enfermedad adquiere un curso peragudo, pueden producirse muertes repentinas. En los casos agudos, zonas como las orejas, el morro y la pared abdominal se tornan moradas. Una respiración pesada y fatigosa apunta a una afectación pulmonar. La mortalidad puede superar con creces el 20 %. En muchos casos, se producen abortos en las cerdas gestantes.

Los serovares menos adaptados normalmente causan solo diarrea, principalmente amarillo-grisácea y acuosa. Si la transición se ve afectada, los signos clínicos pueden confundirse con los de la diarrea posdestete causada por E. coli. La forma intestinal crónica se caracteriza por una diarrea no específica pastosa o sanguinolenta. Otros efectos son la tos crónica y un mayor número de cerdos de bajo peso.

Conviene mencionar la diarrea por Salmonella ocasionada por los tratamientos antibióticos de otras enfermedades, como las infecciones respiratorias. Estas diarreas aparecen cuando los animales infectados de forma latente por Salmonella son tratados con un antibiótico al que la cepa concreta de Salmonella es resistente.

Visita https://www.pig333.com/clinical-case-of-the-world/salmonellosis-and-pcv2-associated-disease-in-early-fattening_11068/ para consultar un caso clínico.

Source: Ceva, Clinical Salmonellosis

Enfermedad subclínica

En la mayoría de los casos, la infección por Salmonella en los cerdos es asintomática.

Las infecciones con S. Typhimurium y otras serovariedades se manifiestan en la mayoría de los casos como una infección latente en la granja. Las bacterias se alojan en los ganglios linfáticos intestinales y otros órganos hasta que las situaciones estresantes estimulan de nuevo su multiplicación y excreción. Los portadores latentes, por tanto, constituyen una fuente permanente de infección. Una situación estresante típica es el reagrupamiento de los cerdos antes del sacrificio, el transporte al matadero, la estancia en la zona de espera y, claro está, el sacrificio en sí mismo. Los estudios han demostrado que los cerdos empiezan a excretar bacterias en tan solo unas pocas horas durante su permanencia en las zonas de espera del matadero.

En el Reino Unido, un estudio halló una prevalencia considerablemente elevada de Salmonella en muestras fecales (30,5 %), hisopos rectales (24 %) e hisopos de las canales (9,6 %) obtenidos de cerdos de sacrificio.

Ministerio de Medioambiente, Alimentación y Asuntos Rurales (DEFRA), Salud Pública Inglaterra. Informe de zoonosis en el Reino Unido 2013. 2015. https://assets.publishing.service.gov.uk/government/uploads/system/uploads/attachment_data/file/447771/pb13987-zoonoses-report-2013.pdf

En cambio, otros países de la UE (Finlandia, Suecia y Noruega), que cuentan con garantías especiales en cuanto a la presencia de Salmonella en las canales porcinas (conforme al Reglamento (CE) n.º 853/2004), han descrito una menor incidencia de Salmonella en muestras de canales de cerdos (0,02%).” (J. Campos et al., Pathogens 2019, 8, 19).

Al contrario que en la producción avícola en la que existen procedimientos de notificación estandarizados y armonizados, no se dispone de este tipo de recursos en la producción porcina. Los países aplican programas nacionales específicos de monitorización basados en los resultados serológicos o bien bacteriológicos, si es que los hay. Además, solo 7 Estados miembro de la UE comunicaron los casos de Salmonella detectados en muestras de granjas porcinas en 2017. Por lo tanto, esto ofrece una perspectiva muy incompleta.

En Alemania, QS Qualität und Sicherheit GmbH lleva realizando desde hace más de 16 años la monitorización de Salmonella a partir de pruebas serológicas efectuadas con muestras de sangre/jugo de carne en cerdos de sacrificio. Dado que los resultados no implican ninguna sanción económica importante, el gráfico muestra un aumento de la prevalencia serológica en lugar de un descenso.